Métodos

Cada persona tiene gustos distintos, por eso existen varios métodos de café que dan como resultado sabores diferentes en cuerpo y aroma.  Nos gustaría ayudarte  a descubrir cuál es tu método favorito.

  • Espresso

    Hacer un buen espresso es un arte. El método consiste en... saber más »

  • Chemex

    El diseño de esta cafetera es del químico alemán Peter... saber más »

  • Pour Over o Drip

    El Pour Over es un método que consiste en echar agua sobre... saber más »

  • Prensa Francesa

    La Prensa Francesa es un dispositivo simple para hacer un café en... saber más »

  • Aeropress

    El Aeropress es un método moderno que fue inventado por Alan... saber más »

  • Moka

    La moka o cafetera italiana es un invento italiano de los... saber más »

Espresso

Hacer un buen espresso es un arte. El método consiste en que una cantidad limitada de agua caliente (aprox. 88 a 92°C) pase a 9 a 10 bar de presión a través de 7grs de café en aproximadamente 21 segundos. Existen muchas variables para que un expresso salga perfecto. Las maquinas deben estar muy bien calibradas y deben ser muy bien manipuladas por los baristas. Este es un método utilizado por expertos. El resultado es un café corto con una capa de cremosa, intenso, de cuerpo entero y un balance perfecto entre notas amargas y dulces. El espresso es la base de muchas otras versiones como el lungo, el latte, el capuccino, el stumpy, el americano, entre otros. En Puku Puku te los preparamos a la perfección.

Chemex

El diseño de esta cafetera es del químico alemán Peter Schlumbohm que en el año 1941 publicó la patente. Primero se coloca el filtro de papel sobre el cono de la parte superior del Chemex, y sobre él se coloca el café molido. El agua caliente se vierte en la parte superior de manera lenta y con movimiento circular. El café reposa en el cono, filtrándose por gravedad y cayendo gota a gota en la parte inferior del recipiente. Este método es un tanto complejo pero nos permite preparar un café suave, aromático y de acidez baja a media.

Pour Over o Drip

El Pour Over es un método que consiste en echar agua sobre granos de café tostado y molido contenidos en un filtro, creando un café tipo americano, suave y aromático. Toma aproximadamente 2 minutos y medio. El café se coloca dentro de un filtro de papel que va en un recipiente cónico, y este último se coloca sobre una taza o jarra. El agua se filtra por gravedad a través del café molido, absorbiendo sus aceites y esencias. Los granos de café usados son retenidos en el filtro con el líquido que cae gota a gota dentro de la taza o jarra. Este método es muy simple de usar en casa.

Prensa Francesa

La Prensa Francesa es un dispositivo simple para hacer un café en casa. Este método nos da un café más fuerte y de mayor cuerpo que otros métodos o cafeteras. Toma aproximadamente 5 minutos. El café resultante suele tener un alto nivel de cafeína. Probablemente inventado en Francia la década de 1850, fue patentado primero por el diseñador Italiano Attilio Calimani en 1929 y luego mejorado por otro italiano, Faliero Bondanini. Al igual que el Drip, este método es muy práctico y fácil de usar en casa.

Aeropress

El Aeropress es un método moderno que fue inventado por Alan Adler en el año 2005. El café es extraído en 50 segundos (dependiendo de la rutina y la fuerza aplicada al émbolo). El café molido es colocado sobre un filtro de papel dentro del tubo del Aeropress, luego se coloca agua hirviendo y finalmente se presiona a través de este creando un vacío.  El resultado es un café americano oscuro, de cuerpo medio y aromático.

Moka

La moka o cafetera italiana es un invento italiano de los años 30´. El nombre viene de Mocha, una ciudad en Yemen conocida por la calidad de su café. La moka es fácil de utilizar y produce un café con cuerpo y rico en aromas. La máquina más conocida tiene forma de clepsidra, pero en el mercado se pueden encontrar muchas formas y estilos diferentes. Aunque el diseño cambie, el principio de funcionamiento es el mismo: el agua contenida en la base se calienta, la presión del vapor a 2 atmósferas la empuja a través del café molido y listo. Para que el café salga perfecto, la mezcla deberá molerse no demasiado fina y ponerse a fuego lento. Es importante no mantener la moka sobre el fuego demasiado tiempo, como máximo 9 a 10 minutos.

Top